Apoyo incondicional a la Casa de los Libertarios

Rosario, diciembre de 2011

 

Apoyo incondicional a la Casa de los Libertarios (FLA – Capital Federal)

 

Ante los hechos ocurridos recientemente en la Casa de los Libertarios, desde la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Rosario nos manifestamos en solidaridad con las compañeras y compañeros que han tomado la valiente decisión de recuperar tan importante espacio para los anarquistas.

Entendemos la importancia de tener un local, tanto para hacer actividades y difusión, como para confraternizar y compartir entre compañeros y gente con inquietudes. También entendemos las dificultades y el esfuerzo que conlleva sostener dicho local, algo que lamentablemente en estos años en la Casa no se ha sabido valorar por ciertos grupos e individuos.

Desde aquí todo nuestro apoyo y nuestro cariño a los compañeros que actúan en consecuencia con el ideal anárquico.

 

¡Viva la Anarquía!

 

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Rosario

Adherida a la Federación Obrera Regional Argentina – AIT

¡Contra el “Viernes sangriento” en Kasajistan!

16 de diciembre de 2011 – las autoridades de Kazajistán dispararon en Zhanaozen (una ciudad del oeste de Kazajistán) a la manifestación de trabajadores petrolíferos en huelga. La huelga de alrededor de 1500 trabajadores, con demandas de salarios más altos y mejores condiciones de trabajo, comenzó en mayo, pero fue prohibida. El campo petrolífero de Karazhanbas, donde estalló el conflicto, está siendo instalado por la empresa, que pertenece a los intereses chinos de la empresa “China International Trust Investment Company”  y la empresa Kazaja “KazMunayGaz.*

La escalada de represión ha ido en aumento rápidamente: durante el conflicto, cientos de trabajadores fueron despedidos, un activista sindical, Zhaksalyk Turbayev fue asesinado por personas desconocidas, incendiaron la casa de otro activista, Aslambek Aydarbayev, y la abogada sindicalista Natalia Solokova fue condenada a 6 años de prisión por “incitar a la discordia social”. Los líderes sindicalistas Akzhanat Aminov, Kuanysh Sisenbayev y hasta otros 30 sindicalistas fueron también arrestados y condenados.

El régimen del presidente Nazabayev es bien conocido por su brutal supresión del movimiento obrero y por su autoritarismo. Declaró como ideología oficial la teoría del “Eurasianismo” (activamente promovida por el etnógrafo de la “nueva derecha” rusa Lev Gumilev.

Ahora, debido a la represión de la manifestación, han matado a muchos trabajadores: 11 personas según los datos oficiales, y 70 personas según los datos no oficiales. Los trabajadores informaron que cientos de personas sufrieron heridas. La ciudad está ahora en estado de emergencia y toque de queda. El régimen envió el ejército a la ciudad y la ha aislado del resto del mundo.

En las ciudades próximas hay manifestaciones y acciones de solidaridad con los trabajadores de Zhanaozen. Las autoridades han vuelto a abrir fuego, hay nuevas víctimas.

Hacemos un llamamiento a la protesta inmediata para detener la masacre de trabajadores de Kazajistán. Por favor, enviad cartas de protesta a la Embajada de Kazajistán y a la empresa CITIC, llevad a cabo piquetes y manifestaciones. También proponemos un llamamiento para un boicot a los artículos y mercancías de Kazajistán.

Secretariado Internacional de KRAS-AIT

A diez años del 19 y 20 de Diciembre de 2001

Las consecuencias del capitalismo en nuestra región, en su faceta neoliberal, se tornaron intolerables en Diciembre de 2001. La pobreza, la desocupación, la flexibilización laboral, etc., fueron el caldo de cultivo del estallido social que se produjo los días 19 y 20 de Diciembre de 2001, que tuvo lugar en distintas ciudades del país.

Esas calurosas jornadas de Diciembre nos encontraron en las calles, organizándonos espontáneamente entre oprimidos y explotados, superando las divisiones que genera este sistema entre los proletarios. Nuestra rabia se manifestó contra bancos, políticos, policías, explotadores, y un largo etcétera de sostenedores de esta sociedad capitalista.

En los barrios y en los lugares de trabajo comenzaron a plantearse nuevas formas de organización: asamblearias, espontáneas y horizontales. Hicimos nuestras las calles, y en ellas compartimos nuestras problemáticas, nuestras inquietudes y deseos, y buscamos enfrentarlas y superarlas entre nosotros mismos, sin delegar en dirigentes y sin recurrir al Estado.

Al margen de los partidos políticos y los sindicatos patronales, que transforman todas nuestras reivindicaciones en reformas, enfrentamos a los guardianes del orden y recuperamos lo que es nuestro, lo que nosotros producimos.

La respuesta del Estado y los capitalistas no se hizo esperar: una represión salvaje significó la muerte de más de 30 personas en distintos puntos del país. Luego, los políticos –tanto los de izquierda como los de derecha– como así también los medios de comunicación hicieron lo suyo, imponiendo nuevamente la paz social y la conciliación.

¡Recuperemos las asambleas y las calles, organizándonos horizontalmente fuera y contra de los partidos y los sindicatos!

¡Abandonemos todo tipo de legalismo y reformismo! ¡Retomemos la acción directa!

QUE SE VAYAN TODOS… ¡Y QUE NO VUELVAN JAMÁS!