Viejas y malas costumbres

A propósito del obrero anarquista Antonio Soto

 En la Edición de Ñ del 25 de junio se publicó un artículo titulado Un gallego rebelde en la Patagonia, allí el Sr Isidoro Gilbert militante del Partido Comunista durante años y años después autor del libro el oro de Moscú plantea, avalando las imprecisiones de Lois Pérez Leira que uno de los impulsores de las huelgas patagónicas de 1921-1922, era comunista. Es claro y evidente para cualquiera que haya investigado estos lamentables acontecimientos que terminaron con la vida de 1.500 peones rurales, bajo la presidencia de Hipólito Yrigoyen, que Antonio Soto era anarquista. La Sociedad Obrera de Río Gallegos estaba adherida a la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.). Antonio Soto coherente con su ideario ácrata estaba convencido que la emancipación de los trabajadores implicaba una necesaria participación en la lucha colectiva y solidaria y entonces las asambleas libres debían ser el órgano deliberativo y decisorio.Esto se contrapone con planteos como el “centralismo democrático” y “dictadura del proletariado”, conceptos tan caros al leninismo bolchevique.
En el libro de Carlos Penelas, escritor socialista libertario, titulado Los gallegos anarquistas en la Argentina, está fundamentada con meridiana claridad la filiación anarquista de Antonio Soto.  No es nueva esta costumbre de falsificar la historia y los hechos, en pleno stalinismo en Rusia se trucaban fotografías en función de la conveniencia de los burócratas del PCUS, vaya como ejemplo aquella imagen que muestra a Lenin hablando en una tribuna y arengando a las masas, junto a el estuvo León Trotsky. Años después Trotsky ya no figura, fue “borrado” de la historia, años antes que Ramón Mercader “en nombre de la causa” le clavara en el cráneo una piqueta por la espalda.
Quizá valga recordar la carta de Simón Radowitzky, prisionero en Usuhaia, también anarquista rechazando la solidaridad de los comunistas vernáculos para con el, cuando les responde que nada lo emparienta con los verdugos bolcheviques que en Rusia fusilaron 1500 obreros anarquistas por orden de Lenin y Trotsky. Antonio Soto era sin duda anarquista y su trayectoria de militante social no sabía de maniobras turbias, ni de “purgas” ideológicas, aspiraba construir un mundo con justicia, con dignidad y libertad para todos.
Carlos A. Solero, miembro de la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Rosario
Anuncios

2 Comments

  1. Hola, encontre esto, y si les sirve, Lois Perez Leira es re trucho, persigue fines economicos nada mas, se mete a hacer biografias que a veces ni el escribe, no se puede tomar en serio lo que dice, el cuñado de Antonio Soto que aun esta vivo dijo que a el no le consta que Soto haya sido comunista.

    Responder

  2. hola soy hijo de martin aguirre viejo luchador de la clase trabajadora y activo militante para la creacion de la f. o. r. a y quisiera saber si uds cuentan con algun archivo de mi padre, dado que el fué uno de los pioneros activistas en la regional de San Lorenzo, otro dato a él lo apodaban “el sordo” . En mi mente quedó grabado, cada día cuando el se iba a trabajar desde la puerta de cada habiacion nos decía: ” Y mañana serán hombres” y se reiraba cantando el himno La Inernacional.Desde ya muchas gracias y me gustaría recibir una respuesta en mi correo electrónico. Floreal Aguirre.-

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s