Rosario: el trabajo asalariado originó tres nuevas víctimas

Publicado en el Organización Obrera Nº 36 (Julio-Agosto 2011) 

En el trabajo, mueren comúnmente compañeros que se encuentran vendiendo su tiempo y energía en negro, tercerizados o precarizados; como también lo hacen aquellos contratados o en planta permanente. En otras palabras, la muerte alcanza a los muy mal pagos y también a los no tanto.

El pasado 8 de junio de 2011 en un barrio al noroeste de Rosario, dos obreros se encontraban trabajando en una obra de zanjeo, cuando tras desmoronarse un trozo de tierra, un caño maestro de agua sufrió una ruptura, dejándolos atrapados y provocándoles la muerte.

De esta manera, Ceferino Crespo de 27 años y Julio Lucero de 54, se sumaron a la lista cada vez más extensa de muertes y “accidentes” en los lugares de trabajo.

Al cumplirse ya casi un mes de ese lamentable hecho, el 6 de julio, otro obrero perdió su vida en Granadero Baigorria (ciudad próxima a Rosario). Se trata de Mario Ares, de 19 años, que se hallaba trabajando junto con dos compañeros más en una zanja de 4 metros de profundidad, cuando las paredes de tierra de la excavación –que no estaban amuradas- se desmoronaron. Sus compañeros apenas hicieron tiempo para salir de la zanja, pero Ares no tuvo oportunidad y quedó sepultado.

Para darse una idea de que estas tragedias no son para nada inusuales; según datos oficiales, en los últimos 12 años ocurrieron en la provincia de Santa Fe 582.857 accidentes laborales. Esto hace un promedio de 135 accidentes por día.

Otros datos indican que en Santa Fe, desde el regreso a los gobiernos democráticos en1983 ala actualidad, muere un trabajador cada cuatro días. Vale aclarar que todas estas muertes han ocurrido y ocurren durante la gestión del ejecutivo provincial por parte de peronistas y socialistas –ambos pretendidos representantes de la clase trabajadora.

Con esto, queremos expresar que los accidentes laborales y las enfermedades profesionales, no son cuestiones que se resuelven con el hecho de tener un gobierno más a la izquierda o más a la derecha; o un gobierno que “represente verdaderamente a los trabajadores”; o con luchar por un “sindicalismo de base” libre de la “burocracia sindical”.

Todas estas cuestiones –y muchas otras más, por supuesto-, solo pueden resolverse planteando una lucha revolucionaria por parte del proletariado, contra todo lo existente, para terminar con esta sociedad capitalista, la propiedad privada y el Estado.

Queremos recalcar, para finalizar, que para nosotros la organización obrera no debe tender a humanizar o mejorar el trabajo asalariado, sino a su total abolición. Y afirmamos que ésta organización debe darse fuera y contra partidos políticos y sindicatos, que no son otra cosa que falsos críticos que perpetúan esta sociedad de mierda.

¡Nadie velará por la vida y la salud de los trabajadores, sino éstos mismos, autoorganizados y solidarios!

¡Ni partidos ni sindicatos!

¡Por la autoorganización de los trabajadores!

¡Por el Comunismo en Anarquía!

 

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Rosario

A modo de presentación

La Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Rosario es una asociación gremial y social que reúne a trabajadores/as de diferentes oficios con el objetivo de sostener una lucha revolucionaria, activa y sin intermediarios contra esta sociedad capitalista que nos explota y oprime.

Día tras día, la mayor parte de los seres humanos, al estar despojados de los medios de producción, nos vemos forzados a vender nuestro tiempo y energía a un patrón o jefe, a cambio de un salario. Es decir, nos vemos obligados a trabajar para poder cubrir nuestras necesidades básicas –alimento, techo, vestimenta, salud.

De esta manera, frente a esta vida miserable que nos impone el capitalismo, optamos por luchar no solo por mejoras económicas o laborales, sino también para emanciparnos de este régimen de explotación del hombre por el hombre.

Porque entendemos que no se pueden separar las necesidades humanas inmediatas de la necesidad humana de revolución, o sea, si se separa lo que se necesita ahora (pan, techo) de lo que también se necesitaría ahora (destruir a los opresores y el estado) es porque los políticos y los sindicalistas, transforman nuestras reivindicaciones en reformas. En resumen, la Revolución Social por la que bregamos, es la generalización de todas las luchas y reivindicaciones que llevamos a cabo los proletarios.

Por ende, en vez de quedarnos indiferentes en la apatía, decidimos luchar por mejorar nuestras condiciones materiales de vida, a la vez que luchamos por destruir esta sociedad de clases y el trabajo asalariado que nos reduce a mercancías.

No tenemos representantes ni dirigentes, tampoco delegamos en nadie nuestras responsabilidades. En consecuencia, los debates y las decisiones que tomamos se dan mediante la asamblea.

Nuestro medio de lucha es la acción directa, o sea la lucha sin mediadores entre el trabajador y el capital. Rechazamos toda intromisión de elementos extraños y afrontamos las contingencias de la lucha desde el terreno de la acción francamente revolucionaria.

La solidaridad, como arma con la que contamos todas y todos los explotados frente a la patronal y el Estado.

A raíz de esto estamos adheridos a la Federación Obrera Regional Argentina, para practicar el apoyo mutuo y la solidaridad con el proletariado regional e internacional.

Entendemos que esta sociedad capitalista, autoritaria y explotadora, ha tenido un principio, y por consiguiente tendrá un final. Es tarea nuestra encaminar todos nuestros esfuerzos hacia la Revolución Social, y transformarla de una vez y para siempre.

Por esto sostenemos el Comunismo Anárquico como finalidad de nuestra organización, esto es, una sociedad libre e igualitaria.